Saltar al contenido

Exfoliar: Cómo preparar tu autobronceado perfecto

exfoliar

Aunque sea increíble, la aplicación de tu producto de bronceado sin sol en tu piel no es la parte más importante en los pasos para conseguir un autobronceado perfecto.

De hecho… el paso más importante ocurre justo antes de eso, y sucede en la ducha.

Estoy hablando de EXFOLIACIÓN!

Tú jamás pondrías tu ropa en la lavadora sin mirara que no haya nada en los bolsillos, o cargar el lavavajillas sin echar un agua a los platos. Y definitivamente no sería ideal que dejaras tu cartera en casa en tu primera cita, así que ¿por qué aplicarías autobronceador sin exfoliar tu piel primero?

Vale, tal vez tu teléfono ha pasado alguna vez por un ciclo de enjuague, y esa mancha en tus platos es probablemente permanente, y estoy segura de que no habría funcionado de todos modos si no te hubieras visto obligada a pagar la cena.

Y si hasta ahora no has estado exfoliando antes de aplicar tu autobronceador, no eres la únic@.

Entonces, ¿qué es la exfoliación y por qué es importante para el autobronceado?

Es la eliminación de las células muertas de la piel que revelan la piel más joven y nueva que hay debajo. La exfoliación de la piel desobstruye los poros, limpia la piel y reduce los brotes de aparición de grasa. Exfoliarte antes de aplicar el autobronceador es para asegurar un bronceado uniforme y duradero. También deshará el autobronceador que todavía esté en tu piel de anteriores ocasiones.

Si vas a una tienda encontrarás pasillos y pasillos llenos de diferentes de exfoliación. Venden en diferentes tipos y olores. Los exfoliantes más comunes son a base de sal, arroz o azúcar. En realidad se trata de encontrar lo que funciona mejor para ti.

Ten cuidado: Algunos están hechos con aceite, y aunque al salir de la ducha tu piel se sentirá extra hidratada, puede dejar tu piel grasienta que no es bueno para tener buen lienzo para usar el autobronceador.

Por lo tanto, busca un producto que deje tu piel lisa y seca. Si prefieres hacerlo por tu cuenta puedes usar agua tibia y bicarbonato de soda para crear una pasta para todo tu cuerpo, es todo natural y no abrasivo.

O, puedes comprar una esponja vegetal o un guante exfoliante de la farmacia. Ambos accesorios de ducha funcionarán junto con jabón suave mientras se utiliza una presión de fregado media. Un jabón duro dejará esa sensación de la película en su piel y no te dará un buen lienzo para el autobronceador.

Exfoliarte antes de aplicar tu producto autobronceador también ayudará a igualar esas “zonas problemáticas”. Presta especial atención a tus suelas, tobillos, talones, codos, codos, nudillos y rodillas. Estas regiones son zonas secas y pierden rápidamente las células de la piel.

Es realmente bueno exfoliarse la piel, independientemente de si utilizas autobronceador o no, y se recomienda al menos una vez cada dos semanas.

Entonces, ¿quieres que tu bronceado luzca más oscuro, se te quede más tiempo y se vea una piel más tersa y lisa?

Entonces no esperes… ¡EXFOLIATE!

¿Exfolias antes de aplicar el autobronceador? ¿Qué producto funciona mejor para ti? Háznoslo saber en Facebook, Twitter y Google Plus.