Saltar al contenido

¿Puedo quemarme por el sol cuando está nublado?

quemadas-sol-cielo-nublado

Si eres como la mayoría de la gente, no tendrás ni idea de que es posible tener una quemadura de sol en un día con nubes o mientras estás esquiando en las pistas.

Hasta que terminas luciendo un bronceado selectivo y de paleta y te quedó la mar de “agradable”…

O, una cara de langosta con la marca de gafas de esquí.

Así que la respuesta es…

Eso es… cuando está el cielo nublado te bronceas y te pones moreno…y te quemas.

SÍ! Definitivamente puedes tener una quemadura solar cuando el sol no sale, está nublado o es un día frío.

Evita las quemaduras del sol en días nublados

quemadas en dia nubladoEs normal asociar los días calurosos y soleados con las quemaduras de sol.

¿Quién no lo hace?

Pero también puedes tener quemaduras de sol severas durante los meses de invierno. De hecho, el 87% de los rayos del sol penetran a través de nubes, niebla y bruma.

Las peores quemaduras de sol ocurren cuando menos te las esperas.

Los rayos UV (radiación ultravioleta) son emitidos por el sol y son responsables del cambio en el color de nuestra piel. Esto resulta en la creación de un bronceado, una quemadura o cáncer de piel por sobreexposición.

Hay dos tipos de rayos UV a tener en cuenta:

  1. La exposición a los rayos UVB es la causa del cambio inmediato del color de la piel. Dependiendo del grado de exposición, nos bronceamos o nos quemamos.
  2. La exposición a los rayos UVA penetra profundamente en la piel. Estos rayos son un producto no sólo del sol directo sino de toda la luz natural, capaz de llegar a la piel a través del vidrio, las nubes y el smog.

Estos son los rayos que se pueden encontrar en las camas de bronceado.
Así que…

Si vas a pasar un día con el sol nublado fuera de casa, deberías prestar atención al tipo de nubes que hay en el cielo. Diferentes tipos bloquean más rayos UV que otros.

Las nubes grises permiten el 32% de los rayos de luz. Las nubes blancas y esponjosas son peores… ¡permite el paso del 89% de los rayos!

Así que aunque esté nublado, protégete!.

El otro concepto erróneo común es que los días fríos de invierno con nieve te mantienen a salvo del sol.

Sin embargo, la Agencia de Protección Ambiental dice que la luz solar reflejada en la nieve puede duplicar la fuerza de los rayos UV.

¿Crees que puedes huir de él pasando el rato en las colinas?

quemadas por el sol

Desafortunadamente, la altitud también tiene un efecto sobre la exposición al sol. Cuanto mayor sea la elevación, mayor será la exposición a los rayos UV.

De hecho, la fuerza de los rayos UV aumenta un 4% por cada 1,000 pies de elevación.

Si eso no te da una excusa lo suficientemente buena como para que te pelees con el gran dios del sol, entonces estás corriendo riesgo.

Entonces, ¿cómo puede evitar quemarse con el sol en un día frío?

A menos que planees ser un recluso y vivir dentro con las cortinas abiertas por el resto de tu vida, no podrás escapar de los rayos UV del sol.

Pero, lo que puedes hacer es ser proactivo y preventivo. Debes aplicar el protector solar generosamente y no sólo en los días soleados, sino todos los días. Y, si vas a trabajar afuera en un día nublado, asegúrate de cubrirte y usar un sombrero apropiado.

Ya que confías en los autobronceadores para que te den tu brillo, no hay razón para dañar tu piel bajo el sol.

Independientemente de dónde te encuentres o cuán “soleado” esté afuera:)